15 noviembre, 2008

A mis queridos paranoicos.

Si estamos más parados no es debido a que ahora no podamos criticar al actual Ayuntamiento de Cáceres. Seguimos haciendo lo que nos da la gana, mis queridos paranoicos. No hay nada de eso. Vuestra paranoia me hace gracia porque os tengo cariño. Llevamos cuatro años. Los dos primeros fueron de una actividad frenética. Nos comimos el mundo o al menos eso nos pareció. Ahora estamos reinventándonos e intentando mantenernos con vida. No nos hemos vendido, mis queridos paranoicos. Estamos cansados pero no derrotados. Seguimos los de siempre y tenemos la suerte de no sucumbir a ese mal que padecen los políticos: la disciplina de partido. También somos disciplinados, mis queridos paranoicos. Disciplinados pero no en lo absurdo: tenemos la suerte de poder convivir personas con diferentes ideas. Eso puede que os sorprenda o no. Me importa muy poco. Seguimos aquí y no nos debemos a nadie. Nos debemos a nosotros mismos, a la gente que nos quiere y a nuestro barrio. Aldea Moret, si lo deseas, mi querido paranoico, también puede ser tu barrio.

No hay comentarios: