17 octubre, 2008

Viernes.

No se presentó nadie. Solo vino un chico para decirnos que no podía participar. Hicimos un atractivo proyecto pero nunca pudimos llevarlo a la práctica. Joseba nos recordó que nos habíamos olvidado de lo más importante: trabajar con el grupo que iba a participar en las actividades. La motivación, el interés, la creación de un grupo, la participación…no se consigue con una encuesta. Es la mayor dificultad y la mayor satisfacción que encuentro en la educación no formal e informal. Llegar a la gente es un logro. Y cuando se llega de verdad, gran parte del trabajo está hecho.

Miro atrás. Ha pasado el tiempo. Cuatro años de actividad frenética. Cada vez me cuesta más reunirme. Creamos un grupo. Fuimos capaces de crear un grupo que ha sido receptivo a las actividades que entre todos hicimos realidad. Después de crear el grupo viene la otra parte: mantenerlo.

2 comentarios:

Perule dijo...

Necesitamos afectos, encontrarnos para compartir la carga, relajarse y desconectar. Son respiros que dan vida.

JuanJesusTato dijo...

Gracias.
Un abrazo.
Tato