04 julio, 2008

Políticamente correcto.

Primera parte: el debate.

Ayer me invitaron a un debate. La iniciativa partía de una televisión local. El tema a debatir: la permanencia o no del Centro de Educación Especial PROA en Aldea Moret. A las 18:30 debería haber comenzado la grabación. No hubo debate. Tampoco hubo formalidad. José María Tovar estaba allí. Pero los otros dos invitados no se presentaron. Ni la presidenta del AMPA de PROA, ni una concejala del Ayuntamiento de Cáceres, aparecieron por allí. Tampoco avisaron con tiempo a la productora. Me sorprendieron dos cosas: la primera, que la presidenta del AMPA no se presentase sin más y no atendiese el teléfono (estuvieron llamándole pero no atendió la llamada); la segunda, cruzarme más tarde con la concejala del ayuntamiento por la calle.

Es muy fácil rechazar una invitación sin necesidad de molestar al resto de invitados.

Creo que ahora viene a cuento el recorte de prensa que guardaba desde el 9 de junio. Una tribuna firmada por el Delegado de ADENEX en Cáceres, Antonio Díaz. La tribuna se titulaba: “El debate sobre el aeropuerto de Cáceres” (el Periódico Extremadura. Página 14. 9 de junio de 2008). Copio un párrafo:

“Promover el debate público sobre este tema debería ser obligación de la administración regional, tal y como estipula el Convenio Europeo de Aarhus, ratificado por España y transpuesto a la legislación estatal, que obliga a las administraciones a fomentar la participación e información pública en los proyectos con incidencia ambiental, incluso cuando estos se encuentran en sus fases iniciales”.

El aeropuerto, la refinería en Tierra de Barros….la especulación con la parcela actual de PROA. Con el tema de PROA, el Ayuntamiento de Cáceres y la Junta de Extremadura pretenden acabar con uno de los “pulmones verdes” de Aldea Moret y de Cáceres. Y la parcela de PROA se recalificaría para hacer viviendas. Pero esto no se puede debatir en público.

No hay comentarios: