31 julio, 2008

La pequeña Zanon.

¿Cómo estás compañero? Bien, Pablo ¿Qué tal vas con el pie? Mejor…estoy en Badajoz, en casa de una amiga ¿Hubo mucha gente anoche? Un poquito menos que el jueves pasado. La gente disfrutó mucho con el documental. El debate fue interesante. Manolo Cruz nos habló de la fábrica de cerámicas de Cáceres, la Waechtersbach En Cáceres la comunidad no apoyamos a la gente que estaba perdiendo sus trabajos. Si la fábrica de cerámicas Zanon, Neuquén, Argentina, tuvo otro desenlace (los trabajadores se hicieron con la fábrica y, en la actualidad, la fábrica sigue en producción bajo el control de los trabajadores) fue debido a que la Comunidad les apoyó. Aquí la comunidad se volcó con la Waechtersbach cuando liquidaban las cerámicas por cuatro perras. Entonces la gente corrió en busca de la cerámica para adornar sus casas. La fábrica ya estaba vendida. Me arrepiento de no haber tenido tiempo y de haber ignorado que en Cáceres también tuvimos la oportunidad de tener nuestra pequeña Zanon. Es decir, tuvimos la oportunidad de volver a escribir la Historia de la Clase Obrera. Esa clase obrera que nos han robado y que nos hemos dejado robar en nombre del malvado neoliberalismo, del consumismo y del bien individual.

Pablo, Aldea Moret, anoche se sintió de nuevo clase obrera. Ahora toca llevar a la práctica la lección.

¿A qué hora proyecta TodoLibros? Creo que a las nueve y media. Cuídate. Cuídate. Un beso.

No hay comentarios: