14 julio, 2008

Andrés.

Fue cocinero antes que "fraile".

Ya es educador social. Lo es, sin haber acabado sus estudios reglados. Hay cosas que la universidad no puede enseñar. Una de ellas es la actitud. Él piensa y siente como un educador. Él tiene la capacidad de reconocer y respetar otras realidades más amables con los olvidados, con los sin nombre, con los parias de la tierra. Tiene curiosidad y palabra. En definitiva, un buen tipo.

No hay comentarios: