10 abril, 2008

Oración.

Aunque Tito diga que no, “Oración” es un gran tema. En el directo del año 95 en la Riviera de Madrid queda demostrado. Es muy emocionante ver a tanta gente. Es muy emocionante sentir lo bien que suena ese directo. Hace tiempo que comprobé que no hace falta buscar fuera de aquí para encontrar buenos directos. Ni una sonrisa. Allí estaba él. Siempre sentado, rígido, con su juego de muñecas. Después de revisar los vídeos no he encontrado ni una sonrisa. Sólo en el concierto del año pasado me ha parecido ver una sonrisa en su rostro. He dado para atrás a la película y aunque parece que sonríe se puede tratar del efecto de las luces. Esta vez ver tantos miles de personas no me ha resultado emocionante. Me ha provocado cierto rechazo. Dieciocho años se notan. Se pierde credibilidad debido a la interrupción. Te pasan muchas cosas por la cabeza cuando estás allí sentado. Especialmente cuanto tocas de memoria. Especialmente cuando las canciones han perdido su frescura. Espero que su sonrisa vaya por dentro. No es ninguna obligación compartir la sonrisa con miles de personas anónimas.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Y tú, tito Tato? ¿No echas de menos los directos?

Anónimo dijo...

Espero que en la actuación que haga esté mi sobrina Asia.
Besos.