06 febrero, 2008

Mañana no estaréis aquí.

Lo que más me ha dolido ha sido la actitud de algunas personas que nos han acompañado en la rueda de prensa de hoy. Los responsables que envían a estas personas y me fuerzan a perder la inocencia, mañana no estaréis aquí.

Hoy lo he vivido en primera persona: se secuestra la información. Quería creer que no era así. Lo quería, lo soñaba.

Los que gobiernan hoy, mañana no estaréis aquí.

Me ha dolido la actitud de algunos periodistas. Desde arriba les llegan directrices claras: la cultura de la disidencia hay que obviarla y más tratándose del tema de la refinería en Tierra de Barros. Pero nadie te obliga a apagar la cámara y a recoger el micrófono mientras mi compañero todavía está hablando. De esa actitud, tú eres el responsable. Y me has hecho daño, lo has conseguido. Hasta ahora entendía y respetaba lo que podía ser una contradicción tuya: amas la libertad de información pero trabajas en un medio que no la ama tanto. Con esto se puede vivir, con esta contradicción. Yo también tengo mis contradicciones. Pero apagar un micrófono y recogerlo delante de mí, cuando mi compañero todavía está hablando...

Para los chicos y las chicas soñadores, de entre los que ya no me encuentro.

Aquellos que secuestran nuestras palabras, mañana no estaréis aquí.

3 comentarios:

JOSÉ CAMELLO MANZANO dijo...

Atrápalo como un recuerdo envenenado
atrápalo y deja que se escape de tus manos.


Conserva el sueño. Merece la pena.
Salud

Anónima dijo...

“Para los chicos y las chicas soñadores, de entre los que ya no me encuentro.”

¡No! Hay que seguir soñando despiertos, vosotros fabricantes de sueños, constructores de esperanza, empresarios de ilusión. Hay que seguir regalando quimeras al mundo, sin tregua, sin desfallecer. Hay que seguir soñando y, al hacerlo, brotarán nuevos sueños que poco a poco se convertirán en delirios frescos, y arraigarán, y crecerán, y harán de este mundo un lugar aún más bello.

Qué alegría ver de nuevo al director y a su Barraca rodeado de tanto apoyo. Gracias por seguir soñando.

JuanJesusTato dijo...

Gracias a ti.