16 enero, 2008

La destacada de la semana.

Con sus 8 años, esta semana era la destacada de la semana. Así lo recogía una cartulina plastificada que llevaba en el pecho: “Destacada de la semana”. Ayer por la tarde, al salir de casa de Aris, me encontré a la niña en el ascensor. Nunca la había visto. Los dos ignorábamos lo que iba a ocurrir hoy. Hasta que no hemos llegado a Trujillo la criatura no ha dejado de llorar. Espero que esa mentira de la igualdad de oportunidades comience a tener sentido con esta niña. Lo único que me ha pedido es que quería volver a su colegio de siempre. También ha preguntado por su madre.

Era la destacada de la semana.

3 comentarios:

aristides dijo...

Mi buen Amigo Tato:
yo si sabía que iba a pasar, al igual que alguno de mis Vecinos.
Supongo que, en tu profesión, has de tragarte muchos sapos y ha de afectarte en exceso, digo esto porque a algunos de nosotros nos ha desvelado hasta el punto de que una de mis Vecinas está padeciendo un "cuadro depresivo" por una situación que, egoistamente, nos beneficia.
No conozco los criterios que pueda utilizar la Administración para arrebatar a unos niños de su vida, de su casa y familia pero si puedo decir alto y claro que esa niña es la única (de esta "unidad familiar" que no se merece la situación generada y que espero (al menos, en lo que se refiere a ella)dure el mínimo tiempo posible.
Lo siento pero las lágrimas no me dejan seguir escribiendo.

JuanJesusTato dijo...

En el fondo qué debiles somos, Aris. Tuvimos que poner la radio para dejar de oír el llanto de la criatura.
Un abrazo fuerte.

esteff dijo...

Qué triste la historía...
Creo que para tener trabajos como el tuyo es imprescindible endurecerse y tener algo de dureza innata. no es fácil ver la cara más desfavorecida de la vida y menos si la protagonista es una niña.
Un saludo.