23 diciembre, 2007

La Cena Conciliadora.

Ayer estaba invitado a una cena en Aldea Moret. Una cena de cargos (presidentes, secretarios, tesoreros…de asociaciones). La invitación no era extensible a otras personas que no ostentasen cargos. Yo dije que no poseía ningún cargo y que además no entendía la razón de hacer una cena en navidad. Logré entender que la navidad ayuda a conciliar posturas. Y puede que tenga razón. Pero, por si acaso, le propuse una cena cuando las luces de la navidad se hayan apagado y los mejores deseos estén al margen de esta estúpida fiesta. Y ser portavoz, no es ningún cargo. A continuación pulsé la tecla con el símbolo del teléfono rojo.

No hay comentarios: