23 abril, 2007

"Otra forma de hacer acción social"

Mientras que en el barrio de San Lázaro (Mérida) o en el barrio de la DATA (Plasencia), la Administración está creando edificios públicos, en Aldea Moret quieren desmantelar las escasas infraestructuras públicas que impiden que Aldea Moret se hunda definitivamente en el más injusto aislamiento. Este es el principal argumento que los vecinos de Aldea Moret estamos utilizando en una nueva acción social cuyo fin es que el Centro de Educación Especial PROA permanezca en el barrio. Y no sólo que permanezca en el barrio. PROA tiene que permanecer en la misma parcela en la que se encuentra en la actualidad, ya que, es el segundo “pulmón verde” de la barriada (el primero es el Cerro Pinos). El actual entorno, es inmejorable para desempeñar y recibir la excelente labor educativa que los profesionales de PROA llevan a cabo diariamente. Por otro lado, si el nuevo centro de PROA se construye en la misma parcela, estaremos evitando la especulación urbanística. La parcela sin el centro de educación actual podría ser destinada a la construcción de viviendas. Y el problema es que Aldea Moret está masificado de viviendas. Son muchos argumentos, muchos frentes, pero todos confluyen en uno: romper el aislamiento físico, social y cultural de Aldea Moret. Bien es sabido que “hacer viviendas no es hacer ciudad”: Aldea Moret a día de hoy le queda mucho por andar para ser un barrio integrado en la ciudad. Y para poner en marcha está integración, uno de los pasos es comenzar a dotar al barrio de las infraestructuras necesarias y no desmantelar las actuales. La integración de Aldea Moret será efectiva contando con lo que ya hay en el barrio.
Las reivindicaciones del barrio de Aldea Moret han sido escuchadas y finalmente PROA va a permanecer en el barrio. La segunda parte de las reivindicaciones tendrá como objetivo que las nuevas instalaciones se construyan en su ubicación actual.
La movilización en Aldea Moret para evitar el traslado de PROA ha coincidido con la puesta en marcha de otra forma de hacer acción social. Desde el primer día hemos detectado y reivindicado la necesidad de construir un nuevo centro educativo pero en Aldea Moret. La diferencia con acciones anteriores ha sido principalmente la de no haber atacado a las personas que sostenían una opinión contraria. Esto se ha visto reflejado en los medios de comunicación, especialmente, en la prensa, en la que desde el primer día hemos evitado entrar en disputas innecesarias Al final el barrio ha conseguido lo que quería y tiene la conciencia tranquila de no haber alimentado polémicas tan características y propias de la política convencional. Por eso, en Aldea Moret, más que nunca sostenemos que no hacemos política. Lo nuestro es hacer acción social. Y mientras a la política le va la vida en ridiculizar al contrario, a la acción social le va la vida en solucionar los problemas de nuestra vida diaria. Sabemos que no todas las acciones sociales han sido, son o serán iguales. Pero lo que sí tenemos claro en la actualidad es que no vamos a entrar en una lucha mediática encarnizada con otras personas que vienen a trabajar a la barriada y que con su trabajo, a parte de dignificar a la barriada, enriquecen la convivencia diaria de la barriada: comen y beben en los bares de la barriada, se pasean por las calles del barrio...Todo esto es necesario hacerlo así para destruir uno de los fines macabros de la Administración o de la política convencional: la guerra entre vecinos. Tenemos más claro que nunca que si dedicamos nuestro esfuerzo en desmentir o en atacar a otros vecinos, la Administración sale ganando. En Aldea Moret, muchos de nuestros problemas diarios, vienen motivados por graves errores y decisiones políticas y no por personas, que por razones diversas, sostienen que el nuevo centro de PROA debe construirse fuera de Aldea Moret. Como ejemplo, la raíz del problema: la Administración crea en Aldea Moret un “chabolismo vertical”. Pasamos de tres mil a diez habitantes. Los recursos no varían, son los de siempre. Esto hace que no sólo el centro de educación PROA esté aislado física, social y culturalmente: el barrio en sí no está integrado en la ciudad. Por lo tanto, necesitamos centrar todo nuestro esfuerzo en buscar y proponer alternativas y soluciones a la Administración. Si nos pasamos todo el día aportando sensacionalismo a los medios de comunicación, los de siempre seguirán ganando.
Por último, esta nueva forma de hacer acción social, ha hecho que Aldea Moret, salga reforzado. Las acciones sociales son apasionantes y sobre todo cuando se alcanzan las reivindicaciones. Pero más importante es crear y mantener a un grupo íntegro que disfruta imaginando un barrio mejor y todo por encima de resultados buenos o malos. En otras palabras, que la autoestima de Aldea Moret se encuentra en el equilibrio justo.

No hay comentarios: