23 enero, 2007

"STOP Hipocresía".

Hace unos días lo comentábamos indignados mi hermana y yo. La cadena comercial de televisión “Cuatro” tiene en su parrilla televisiva en horario de 13 a 14 horas un programa horroroso de lucha americana. Son unos actores de teatro que se zurran en broma. A las 14 horas comienza el telediario en dicha cadena y se ensañan con un videojuego violento: coches que atropellan a personas o algo así.
Estos días, no sin espanto, estoy asistiendo al teatro televisivo, orquestado por los telediarios: “las bandas latinas se han adueñado de las calles de Alcorcón...batallas campales....jóvenes negros que cobran dinero a las personas que quieran jugar en las pistas deportivas....”. Es un nefasto intento de informar. Hablan de violencia pero no saben explicar las razones de la misma. Extraen la violencia, la sacan de su contexto, y la noticia queda reducida a unos jóvenes negros latinoamericanos que vienen a España a montar bronca, por ejemplo. En Aldea Moret, las noticias suelen girar en torno a los gitanos que destrozan pisos. Siempre es lo mismo: gitanos, negros...
En las calles de Alcorcón no pasa nada. A parte de la precariedad, la imposibilidad de acceder a una vivienda digna, a parte de la ilegalidad de la droga que sigue enriqueciendo a bancos y multinacionales, corrompiendo a las fuerzas de seguridad y a la justicia y permitiendo la existencia de paraísos fiscales; en Alcorcón no pasa nada a parte de tener un gobierno que no ve conveniente suspender la producción de bombas de racimo, del que España es uno de los grandes productores y exportadores. España que está en "misión de paz" en un país como Líbano, árabe y de mayoría musulmana, en labores "de interposición" (Israel / Hezbolá) y realizando explosiones controladas de bombas racimo. Por cierto, me contaban el otro día que en Extremadura tenemos una industria que fabrica bombas. Y las bombas que se hacen en el norte de Extremadura son para matar a personas, para aniquilar al “enemigo”. En las calles de Alcorcón no pasa nada. A la juventud no nos pasa nada. El problema lo tenéis vosotros y vuestra asquerosa manera de informar y de manipular. Es una hipocresía, la vuestra, que no se mantiene en pie. Hace tiempo que habéis dejado de ser nuestro referente, nuestro modelo. Estamos en la calle y con nuestra insatisfacción (para vosotros son disturbios callejeros, pintadas en las paredes...) os estamos contando a gritos que vuestro sistema hipócrita ha tocado fondo.

No hay comentarios: