18 enero, 2007

"La pequeña resistencia de Llopis II".


Por casualidad descubrí una nueva resistencia local en Cáceres: el barrio de Llopis Iborra. Sentí emoción al ver esas pancartas en los balcones. Entré en una tienda a preguntar qué ocurría. El señor, que no era del barrio, me contó que estaban arreglando las cañerías. Pude comprobar que estaban varias calles en obras. Era un poco caótico. Las obras son así, si queremos tener cañerías nuevas, hay que arreglar las viejas. Me contó el señor. Sus palabras no me convencieron. Las obras de Llopis son una vieja reivindicación y coinciden, casualmente, con la inmediata campaña electoral. Hay que acondicionar las calles y saneamientos pero se puede hacer a lo largo de toda la legislatura. Las pancartas en Llopis, en el barrio de Llopis, son un claro ejemplo de que existen muchos modelos de Cáceres. Y en Cáceres, hay ciudadanos disidentes.

No hay comentarios: