30 diciembre, 2006

"Una inagotable esperanza".

He escuchado la fatídica noticia. Sólo puedo traer a mi mente el texto que leí en la Artamugarriak de Aldea Moret: Una inagotable esperanza. Me voy a ahorrar unos cuantos exabruptos. Pero, nunca olvidaré, que lo acontecido hoy en Madrid, era lo que estaban esperando muchos de esos señores que dirigieron y quieren dirigir el país. Esa derecha que va a misa y que en sus rezos, pedían a Dios que hoy hubiese, a estas horas, dos desaparecidos.
“Una inagotable esperanza”. José Saramago.
Es cierto que existe una terrible desigualdad entre las fuerzas materiales que proclaman la necesidad de la guerra y las fuerzas morales que defienden el derecho a la paz, pero también es cierto que, a lo largo de la Historia, sólo con la voluntad de los hombres, la voluntad de otros hombres ha podido ser vencida. No tenemos que confrontarnos con fuerzas trascendentales, sino, y sólo eso, con otros hombres. Se trata, por tanto, de hacer más fuerte la voluntad de paz que la voluntad de guerra. Se trata de participar en la movilización general de lucha por la paz: es la vida de la Humanidad la que estamos defendiendo, ésta de hoy y la de mañana, que quizás se pierda si no la defendemos ahora mismo. La Humanidad no es una abstracción retórica, es carne sufriente y espíritu en ansia, y es también una inagotable esperanza. La paz es posible si nos movilizamos para conseguirla. En las conciencias y en las calles.

Amigos, Pax Avant! Amigos, la Paz Avanza!
Enemigos, Pax Avant! Enemigos, la Paz Avanza!

24 diciembre, 2006

"La última concentración del año: ilegal".

Caceres. 23 de Diciembre de 2006.
"Una veintena de personas reclamaron una «vivienda digna

Apenas una veintena de personas participaron ayer por la tarde en una concentración convocada para reclamar viviendas para los jóvenes, un movimiento reivindicativo que se viene desarrollando en los últimos meses en distintas ciudades del país".
Lo que no cuenta la noticia es que allí también estuvieron los jóvenes de la Alianza Nacional. La AN está más a la derecha que la Democracia Nacional. Llegaron un grupo de diez chicos, con una estética inconfundible. Traían octavillas que no se atrevieron a repartir. Se mantuvieron al margen. Me acerqué a ellos y les pedí una octavilla: “ningún ESPAÑOL sin vivienda digna”. Más de uno de estos chicos aplauden a los negros de la primera división cuando meten goles. Los negros de las pateras son otra cosa; son negros de tercera división. La última concentración del año, en la que participó la Pequeña Resistencia Local de Aldea Moret fue ilegal y la sombra de la extremaderecha se proyectó en la fachada del consistorio municipal cacereño.

23 diciembre, 2006

"Fin de año en Aldea Moret".

La pequeña resistencia local de Aldea Moret se despide del 2006 con unas migas solidarias y con la siembra simbólica de una rama de pino en una de las plazas del barrio. Siembra simbólica, ya que, la rama como es lógico no echará raíces. El simbolismo está en que lo que sigue echando raíces es el movimiento social de Aldea Moret. Un movimiento más independiente que nunca y no sólo por el hecho de que las migas fueron autofinanciadas. Lo simbólico también está en que no vamos a esperar a que la Administración nos arregle las plazas y jardines. Ya anunciamos para el próximo año brigadas de limpieza y reforestación popular. También anunciamos más espíritu crítico y constructivo.
Nos despedimos del 2006 con un logro social muy importante: la recuperación del Poblado Minero de Aldea Moret. La Junta de Extremadura dice que ha puesto el sello de que no se puede demoler y ahora será la ciudadanía la que decida. Ya conocen la opinión de la Plataforma Ciudadana en Defensa del Poblado Minero.
La pequeña resistencia local de Aldea Moret se despide también del 2006 denunciando una vez más la fatídica “Ordenanza municipal reguladora de la convivencia ciudadana y de la protección del entorno urbano”. En estas tres últimas semanas hemos sufrido en primera persona las consecuencias de tan nefasta ordenanza: intimidación en las calles de Cáceres por pegar carteles. Primero fue a las Juventudes Comunistas: retirada de carteles y toma de datos de los activistas. Después fue al Grupo Refinería No de Cáceres: nos habíamos repartido la ciudad, tres para pegar carteles en la periferia y dos, en el centro; a los compañeros que estuvieron por el centro les “asaltaron” dos policías de paisano, les enseñaron las placas, les retiraron carteles y les tomaron los datos.
La derecha siempre lo ha hecho muy bien, por desgracia. Y la “ordenanza de la represión” la han vendido fenomenalmente. Siempre han hablado de limpieza, de limpiar las calles, de limpiar las paredes. Lógicamente, en general, el personal no podía rechazar tan buena voluntad derechona. Pero lo que nunca dijeron es que dentro de la limpieza también iba la “limpieza ideológica”. A estas alturas esto es innegable.
Me han contado que estas nefastas ordenanzas comenzaron a fraguarse a raíz del histórico y feliz día de reflexión del 13 de Marzo. Yo estuve en la calle Hurtado, frente a la sede del pp., con una pancarta que decía: “Por la Democracia, PP di la verdad”. Estas ordenanzas vienen a frenar y reprimir estos actos democráticos, como el del 13 Marzo. Estas ordenanzas pretenden regular estos actos espontáneos (a mi no me llegó ningún sms, ni me manipuló ni el PSOE, ni la SER, ni la CNN) mediante permisos. Y la autorización de los permisos se convierte en algo arbitrario. Si vas a hacer un acto en contra de la gestión municipal de tu ayuntamiento, es lógico contemplar de entrada la denegación de la autorización. Es preciso recordar la naturaleza sancionadora de la ordenanza: Las multas por infracciones leves pueden ser de hasta 750 euros, las graves pueden llegar a 1.500 y las muy graves hasta 3.000. Se consideran agravantes la intencionalidad de causar daño, la reincidencia y la repercusión social de los hechos. Saben bien lo que buscan. Un activista que lleve poco tiempo en el movimiento social de su ciudad, se pensará mucho volver a salir a la calle a pegar carteles. Estos personajes saben que somos pocos y van directos a causar bajas forzadas en el movimiento social.La ordenanza de Cáceres es un plagio de la ordenanza de Valladolid y ésta última...son una piña, los ayuntamientos del PP en toda España saben lo que quieren y lo están consiguiendo.
Volviendo a los carteles, no acabo de entender la obsesión de algunas personas por mantener las calles limpias. Y ha sido esta obsesión la que le ha facilitado las cosas al PP de Cáceres para aprobar la “ordenanza de la represión”. Nuestra cultura, nuestra forma de ser, lleva intrínseca el estar en la calle, el hacer vida en la calle. Y el estar en la calle lleva implícita la comunicación, la relación social pero también, el intercambio de información. No defiendo las calles llenas de mierda de perro o llenas de bolsas de basura o de latas de refresco. Pero no me preocupa o no me quieta el sueño. Me resulta más fácil limpiar unos zapatos que recobrar la libertad en la calle. Y nos están ganando terreno. No acabo de comprender a qué persona, en su sano juicio, le incomodan los carteles en las paredes. Empatizo con los comerciantes y con las personas que quieren alquilar sus locales (los limpian para venderlos y hay que respetarlos). Lo que no gusta es la opinión disidente, el espíritu crítico. No quieren, les incomodan, los ciudadanos críticos que trabajan desde la acción social, que trabajan para mejorar su comunidad. Y para ello, se hace preciso una “limpieza”. No hay nada nuevo. Enhorabuena, a las personas que no nos entendieron cuando estuvimos explicándole la otra cara de la ordenanza. Gracias por colaborar a su implantación.
De momento estamos recibiendo amenazas en forma de intimidación y toma de datos. Pero pronto, vendrán las denuncias. Para el 2007 retomaremos el trabajo de la Coordinadora Por la Libertad de Expresión. Mientras tanto, reniego de mi ciudad o mejor dicho, de sus dirigentes que confunden la escoba con la libertad de expresión. Si conocéis a alguna persona que pegue los carteles del Gran Teatro o de cualquier evento financiado por la Administración y que haya sido intimidada en la calle, por favor, contádmelo. Necesito datos para desmentir que con la aprobación de la ordenanza se aprobó también la arbitrariedad. Gracias y feliz año nuevo.

18 diciembre, 2006

"El secretario"

La última vez que le vi no me miro ni a los ojos. Fuimos un gran equipo e hicimos grandes cosas. Yo era el portavoz y él, secretario. Nunca olvidaré el día que me llevó al culto gitano de Aldea Moret. De no ser por él, nunca lo habría conocido. Hicimos grandes cosas. Nunca nadie me ha vuelto a hablar de los gitanos de Aldea Moret. Me refiero, claro está, a escuchar cosas buenas de ellos.

07 diciembre, 2006

“Consumo racional y sostenible”

Bien es sabido que la Navidad nunca ha sido sinónimo de consumo racional y sostenible. Hace ya mucho que el espíritu navideño murió si es que alguna vez existió tal espíritu navideño. Desde aquí denuncio públicamente el consumo irracional e insostenible que hacen nuestros ayuntamientos (Cáceres y Badajoz). Me refiero claro está a las dichosas luces de navidad. Un evento que se anuncia a bombo y platillo. Pues bien, los ciudadanos tienen que saber que mientras nuestros alcaldes iluminan en Navidad el centro de la ciudad, hay otras partes de la ciudad, la periferia para ser más exactos, que están a oscuras todo el año. Y esto es literal. En Aldea Moret tenemos el acceso a la urbanización “La Cañada” que representa un auténtico peligro. También tenemos la avenida de la Constitución (antigua carretera de Badajoz) a la altura de la entrada principal de P.R.O.A. Son dos casos concretos, pero hay más, muchos más. Y algún impresentable dirá que lo de la Cañada es competencia de la Junta de Extremadura como ocurre con uno de los puentes en Badajoz que lleva sin luz mucho tiempo. En fin, es lo de siempre iluminar lo bueno de la ciudad y esconder la mierda. Ese es el valor de Navidad que nos venden. Pero es lo de siempre, no conformarse y trabajar desde nuestro entorno, nuestro núcleo pequeño, para que esto cambie. Y la cosa va a cambiar. Sólo es cuestión de tiempo. También es cuestión de que los consistorios se renueven de tanto talento “iluminado”. Y en esto último, nosotros tenemos mucho que decir.

05 diciembre, 2006

"¿Democracia?"

Aquella noche, mientras pegábamos carteles, nos encontramos con numerosas pegatinas de la “Democracia Nacional”, esa democracia que dice: “Ante un puesto de trabajo, los españoles primero”. Arrancamos todas las pegatinas que pudimos. Sencillamente porque este mundo ya está sobrado de democracia barata.