23 octubre, 2006

“Grupos sociales, grupos musicales…en definitiva, personas”.

Grupos sociales, grupos musicales, grupos humanos. Según mi experiencia, los grupos lo forman personas, personas individuales. Los grupos que me interesan son los que no obedecen ni responden a una “marca” o rinden culto a una serie de tradiciones. Me interesan los grupos vivos, los grupos plurales, los grupos y las personas que trabajan en lo social por encima de lo económico. Es decir, me interesan los grupos de verdad. Las grandes empresas o multinacionales tienen un departamento de recursos humanos en los que se supone que se cuida y mima al grupo humano que trabaja en la empresa. En realidad, lo que se cuida y mima es el nombre de la empresa, la “marca”, el capital, la tradición. Esos grupos no me interesan, ya que, no los considero grupos.
Un grupo social o musical de tener principios, tiene que tener uno esencial: facilitar y favorecer la comunicación de todos y cada uno de sus miembros. Tiene que ser un espacio en el que todas las personas que forman el grupo puedan expresar su opinión y pueda llevar a cabo sus propuestas. En la práctica, todos sabemos que esto no es fácil. Por muy difícil que sea, todo grupo que se autodenomine como tal, tiene que regalar a sus miembros o mejor, a las personas que forman dicho grupo, ese espacio. Es decir, no puedo denominar grupo a una “marca” en la que siguen el dictado de una o dos personas. Los roles, el afán de protagonismo, la falta de comunicación o las barreras de comunicación….tienen que ser problemas a superar en los grupos. Pero algo que no se puede superar es el conservadurismo, la tradición que arrastran muchos grupos y, lo más grave, el dictado de algunas personas que dicen haber creado un grupo. Desagradable también es cuando algunas personas "pasan factura": yo hago esto y lo otro. De manera consciente o inconsciente establecen una comparación odiosa con el compromiso del resto de personas. El pasar factura puede ser un síntoma de las personas "quemadas".
Un grupo social que está creciendo y aprendiendo es, por ejemplo, la Asociación Socio-Cultural “Aldea Moret”. Lleva dos años cuidando y atendiendo a cada una de las personas que forman el grupo social. Hay problemas, indudablemente. Problemas de roles, de falta de comunicación…pero todas las personas son conocedoras de que existe un pequeño universo en el que se pueden expresar. Y con expresar no sólo hablo de la comunicación oral. Es decir, hay personas que se expresan con una pancarta en la mano, gritando en un pleno o defendiendo a su manera la pluralidad del grupo.
Un grupo social consolidado es el Foro Social de Cáceres “Otro Mundo Es Posible”, grupo plural donde los haya. Es un verdadero ejemplo de grupo a seguir en el que hay un espacio de encuentro y de diálogo. Es un grupo plural que está por encima de principios, de dogmas, de dictados. Es un grupo que se ha reinventado como grupo y que ha reinventado todos los conceptos para ponerlos al servicio de la persona. Es un grupo, son unas personas, que se abren a todas aquellas personas que quieran entrar en el grupo.
En la música, no es un modelo a seguir, Dover. Tres personas han echado al antiguo bajista. Han sido incapaces de dialogar y de solucionar el asunto en el seno de lo que fue un grupo. Ahora, el asunto está en los tribunales. El nuevo bajista, es el novio de la cantante.
En la música, hay muchos ejemplos de supuestos grupos. Para mí, cuando un grupo deja de serlo, es cuando se expulsa a las personas por el bien de la “marca”, en este caso, el nombre del “grupo”. Esto es lógico en muchas personas que trabajan en la música y que tienen como objetivo mantener con vida su empresa. Pero es menos lógico en verdaderos grupos que peligran como tal por no empatizar con las personas que forman parte de su grupo. Pero lo más desagradable es el dictado en los grupos.

20 octubre, 2006

"Allí no había nada".

Me han contado esta mañana la evaluación que hacía una concecaja del PP de la Alcaldía de Cáceres del festival "La Aldea de la AMEX", celebrado en Aldea Moret el pasado 23 de septiembre. La señora decía lo siguiente: "allí había una barra y gente vendiendo bebidas alcohólicas".

14 octubre, 2006

"Tostadas después del desfile militar".



Sentí una alegría inmensa al verla trabajando, un día de fiesta, sirviendo a los que disfrutaban de su día de fiesta. El día anterior los militares mostraron sus mejores galas.
Morena, guapa y simpática y con ganas de salir del gueto. Del gueto ya salió. Ahora le queda por saldar una pequeña deuda con la justicia. Me contaba hace unos días que no aguantaba más sin trabajar. Necesito trabajar para estar activa. Necesito trabajar para ahorrar. Necesito trabajar para ser independiente.
La chica que salió del gueto, de las zonas más deprimidas y abandonadas de Aldea Moret, ha salido adelante. Ha salido adelante, destrozando estadísticas y teorías psicológicas de licenciados atrevidos.
Nos sentamos J.A. y yo a tomar una cerveza. No me gusta que me sirvan y menos en la calle, en una terraza, y menos, una chica que salió del gueto.
La observamos cómo se maneja con soltura. Nos cuenta que tenemos que pagar por adelantado, ya que, el jefe le entrega al comienzo de la jornada una cantidad de dinero. Es el dinero que manejará ella para cobrar, dar el cambio…al final del día, la chica tiene que tener la misma cantidad que le dio el jefe. De lo contrario, es ella la que tiene que abonar la diferencia. Siempre hay algún canalla que en un día de fiesta, se marcha sin abonar su consumición.
Nos cuenta que está contenta pero que será duro. Le contratarán un mes de prueba, seis días de trabajo a la semana, diez horas diarias y setecientos euros. No lo puedo rechazar, Tato.
La chica salió del gueto y entró en el sistema. Ese sistema inteligente e injusto. Ese sistema en el que unos disfrutan de su día de fiesta mientras que otras personas salieron del gueto para servirles por unas condiciones laborales injustas.
Del gueto se sale pero no sabemos si la sociedad recompensará algún día a aquellas personas que trabajamos en las trincheras de la sociedad con jornadas de trabajo durísimas y salarios infames. Sus tostadas, señor. Buen provecho. Tato, cuando les digo que me tienen que pagar por adelantado, algunos señores me miran mal.

11 octubre, 2006

“De vuelta a lo local”.

Ayer me encontré con una vecina a la que admiro mucho. Es una mujer sonriente pero ayer la sonrisa no estaba en su cara. Mi marido está mejor. Es normal es una cuesta terrible (es la que va a dar a la Plaza de Santa Clara en la Parte Antigua de Cáceres); No, no, desde el infarto se cansa más. El marido no habla. Mueve la cabeza, confirmando las palabras de su mujer. Le cuento que de momento estamos ganando la batalla del Poblado Minero. Pues nosotros estamos mal, bastante mal. La asociación va a hablar con el ayuntamiento y al día siguiente, los disidentes van a hablar también con ellos. Van a dejar de tomarnos en serio. Tengo intención de irme. Yo escucho y lo único que logro decirle es que tiene que resistir.
Aldea Moret, algunas asociaciones, algunas personas, están más que politizados. Aldea Moret, un lado oscuro de la aldea que llevo en el corazón, vende a sus vecinos a unos concejales que sólo ofrecen al barrio promesas que se las lleva el viento. Y se trata de negocios que se cierran con una sardina frita en una mano y un vaso de vino, en la otra. La verbena, sonará en la madrugada.

02 octubre, 2006

"En Pie Contra la Pobreza".

Rebélate contra la Pobreza.

"Yo ya no me olvido de sus nombres".

Yo ya no me olvido de sus nombres.
Todos Somos:
Romualdo Barroso, Francisco Aznar, Pedro Martínez Ocio, José Castillo y Bienvenido Pereda.
Cuando el Capital no puede con nosotros, siempre recurre a la represión.
Hoy día la represión sigue viva. En algunas ocasiones sus formas son más sutiles. En Aldea Moret, conocemos bien la sutilidad de la represión para desmontar el movimiento social que se está creando en la calle.
Esta entrada está dedicada con el corazón y la mente a Los cinco muertos en Vitoria el 3 de marzo de 1976 mientras celebraban una Asamblea Ciudadana en la Iglesia de San Francisco. Fueron asesinados a balazos por la policía siguiendo órdenes de sus superiores y responsables políticos. Después de los asesinatos y de la represión brutal, Manuel Fraga (Ministro de Interior del Gobierno español y por tanto responsable politico de la represión de Gasteiz) dijo: "Por supuesto, tengo que decir que la responsabilidad de los que siguen echando la gente a la calle con mensajes de un tipo o de otro, les correspondía íntegra en cuanto a resultados trágicos como los que hemos vivido en Vitoria. Que este triste ejemplo sirva de gran lección para todo el país en los meses próximos".

01 octubre, 2006

"Carta abierta de una joven excluida".



"Al otro lado, hay sitio para todas las personas".

¡Cabrones, al final siempre acabáis necesitándome! Me necesitáis para vuestras penosas estadísticas sobre violencia en las aulas, embarazos no deseados, sobre violencia callejera, sobre parados ¡Cabrones, al final siempre acabáis necesitándome!
Pero conmigo os vais a joder bien. Mi paso por el centro de internamiento y por el piso tutelado lo voy a aprovechar para introducirme dentro de vuestro sistema y para joderos. Seré uno más y conmigo, se habrán acabado las estadísticas. No sé cómo pero he aprendido a confiar en las personas. En concreto he aprendido a confiar en los educadores que me ayudan como amigos y me hablan de la mierda de sociedad que se ha creado. Sociedad en la que personas como yo, nos hemos quedado al margen, nos habéis obligado a quedarnos al margen. Entre otras cosas, para que vuestras jodidas estadísticas tengan sentido y las empresas de seguridad puedan vender sus sistemas de alarmas.
Yo no elegí quedarme preñada. Yo no elegí ser rechazada por mi familia y por supuesto, yo no elegí ser rechazada por vuestro sistema. Pero voy a completar mis estudios. Voy a completar mis estudios y en un futuro, trabajaré en un piso tutelado para ayudar a otras personas como yo. Y así, con el paso del tiempo seremos más y más los que entraremos en “vuestro” sistema injusto. Seremos muchas las personas que desde dentro, vamos a dinamitar vuestro sistema marginal. Y sólo con un fin: amar, cuidar y respetar a todas las personas.