28 septiembre, 2006

"¿Médico de Vocación?".



“....si fuésemos médicos, si supiésemos que dicha industria no acarrearía problemas de salud….de ser médicos, diríamos Refinería No”.

“Algunos hombres malos II”.

Hasta última hora de la mañana del día 23 de septiembre (el festival era al día siguiente), el Ayuntamiento de Cáceres (PP) ignoró a los vecinos de Aldea Moret que querían saber si finalmente iban a colaborar en el festival cediendo un escenario, unas vallas, unas burrillas y dos urinarios portátiles. Como nos contó gente de confianza, grandes conocedores del funcionamiento interno del ayuntamiento, nos estaban dando “largas”. Y, lo más grave, nos estaban castigando por ser críticos. La Asociación Socio-Cultural “Aldea Moret”, desde el inicio, tiene un claro objetivo: romper con la cultura del miedo, despertar “La Voz Dormida de Aldea Moret”. En los tiempos que corren, donde el caciquismo sigue reinando, el ser crítico tiene un precio. Nuestro precio: quedarnos sin escenario y obligados a mear en la calle. Una brigada de limpieza popular se encargó de limpiar el recinto del festival al finalizar el mismo.
Cuando solicitas al ayuntamiento urinarios portátiles, éste tiene que pasar la solicitud a la subcontrata de limpieza (CONYSER, en Cáceres). Nos quedamos sin urinarios portátiles debido a que el ayuntamiento no pasó la solicitud a la subcontrata de limpieza.
Gracias a la Diputación Provincial de Cáceres pudimos sacar adelante el festival. La diputación nos cedió un escenario. Nosotros tuvimos que ir a recogerlo, cargarlo, descargarlo y montarlo. El lunes por la tarde, tuvimos que desmontarlo, cargarlo y descargarlo. No hemos cobrado un duro, es más, hemos perdido dinero. Pero lo más importante: hemos ganado terreno en la lucha por “Romper la Cultura del Miedo”.
Hoy, 28 de septiembre de 2006, no existe una respuesta oficial del ayuntamiento. Pero nos han llegado varios rumores acerca de su falta de voluntad política: no tenían presupuestado la instalación del escenario; no teníamos permiso para vender bebidas alcohólicas; Todo esto es una mentira, ya que, dos días antes del festival, el Ayuntamiento de Cáceres (PP) nos autoriza la fiesta.
Aldea Moret en la actualidad, está en el buen camino; Aldea Moret está empezando a ser la “Pequeña Resistencia” que todos deseamos. En la actualidad, la “Pequeña Resistencia de Aldea Moret” no está sola. Ya forma parte de otras “Pequeñas Resistencias”.
Nadie acallará la Voz Disidente de Aldea Moret.

27 septiembre, 2006

"Aldea Moret: Activando la Disidencia".

Fin de semana de fiesta y reivindicación en Cáceres Aldea Moret vivió con éxito su fiesta solidaria Numeroso público, actividad frenética de los colectivos y diversión enla II jornada de puertas abiertas de la marginada barriada cacereña. Apesar de la meteorología y del boicot del Ayuntamiento, la fiesta de los movimientos sociales cacereños y el festival de la AMEX llenaron la calle de música, fiesta y reivindicación. El entramado social cacereño de colectivos, asociaciones yorganizaciones vivió este fin de semana su día grande en la marginada y combativa barriada de Aldea Moret. La jornada de fiesta y reivindicación promovida por la activa Asociación Socio-Cultural deAldea Moret y la Asociación de Músicos de Extremadura (AMEX) a puntoestuvo de irse al traste tras el tremendo chaparrón de la mañana y el boicot del Ayuntamiento de Cáceres, que retiró a última hora su compromiso de aportar el escenario de los conciertos, urinarios públicos, vallas e infraestructura para el mercadillo solidario. Una enorme carpa protegió un amplio espacio del agua y una buena dosis de solidaridad, voluntad y capacidad autoorganizativa solventó sin excesivos problemas la malicia política del consistorio. Desde las diez de la mañana hasta altas horas de la madrugada se sucedieron talleres, actuaciones y conciertos en un encuentro único que convirtió a un barrio estigmatizado con la imagen de barrio marginal y conflictivo en modelo de solidaridad, autogestión eintegración: una auténtica zona temporalmente autónoma repleta de buenas vibraciones y de compromiso social. El mercadillo asociativo de la mañana sufrió las inclemencias del tiempo, que restó asistencia y complicó el montaje de los tenderetes de colectivos y organizaciones. Allí estuvimos con nuestros stands y aportando granos a la arena de las tareas colectivas los vecinos de la Asociación de Aldea Moret, las gentes de la Plataforma en Defensa de la Ribera de Marco, Plataforma Ciudadana Refinería NO, Plataforma en Defensa del Poblado Minero, ADENEX, SETEM-Extremadura, Malinche, formaciones políticas como IU y Juventudes Comunistas, las JOC, y las organizaciones sindicales del espectro anarcosindical: CGT y CNT, en cuyos puestos resaltaban los materiales que recuerdan el 70 aniversario de la revolución libertaria. Exquisitos panes ecológicosde Hervás, platos caseros del vecindario y militancia culinaria, vino de la CNT, queso de la tierra y los abundantes y variados pistos elaborados con los productos de la huerta colectiva recuperada de Fuente Fría se ocuparon de avituallar los cuerpos en las horascentrales del día. Por la tarde, ya con algo más de sol y de gente, talleres de danza oriental, breakdance, romances medievales, juegos informáticos, graffiti, malabares, cuantacuentos, folk celta, Payasos del Mundo…Mientras, se estrechaba la charla y el encuentro entre los colectivos, vecinos y visitantes de "Cáceres-ciudad". Se construían redes y se forjaban proyectos compartidos. El festival musical "La aldea de la AMEX", que contaba con apoyo oficial, llenó la noche de música y el espacio público, de público. Actuaron La Familia Vargas, Xöia Mai, Cross Ahead, Bloomington, Carnica Sound y DJ Ferreira. Una larga sesión de música y buen rollo hasta altas horas de la madrugada. Gente joven luchadora, viejos militantes de los movimientos sociales y vecinos entregados dieron el callo en la barra. Las brigadas de limpieza de los colectivos dejaron la Plazacomo una patena. ¿Puede pedirse algo más?: Que se repita.
CGT Cáceres.

21 septiembre, 2006

“Algunos hombres malos”.

Hay un dicho popular que dice: “No muerdas la mano que te da de comer”. Es un refrán que no me gusta porque, en muchas ocasiones, encierra mucho miedo. Por otro lado, me repugna este refrán cuando se da en la política, en este caso, municipal.
Estamos organizando un festival en Aldea Moret (“La Aldea de la AMEX”). Debido a que la Asociación Socio-Cultural “Aldea Moret” (una de las asociaciones que organizan el festival) es crítica con la gestión política del Ayuntamiento de Cáceres, estamos teniendo algunos problemas para que nos admitan unas solicitudes. Sin servicios portátiles, la alternativa es fácil. Pero sin escenario, la cosa se complica.
Y todo ello “¿por morder la mano que nos da de comer?”. Lo dicho, repugnante.
Aldea Moret Existe y Resiste

17 septiembre, 2006

“La Comunicación en las Asociaciones de Aldea Moret”.

Lo que más valoro en las asociaciones de Aldea Moret es la comunicación. Sólo aquellas asociaciones que tengan una buena comunicación entre sus activistas, serán las que perduren en el tiempo. Habrá asociaciones que perduren sólo con una o dos personas, pero esas asociaciones no nos interesan, ya que, no son representativas de un proyecto social global ¿O acaso podemos hablar de asociación de vecino cuando sólo la forman dos personas que hacen y deshacen a su antojo?

He observado que muchas de las asociaciones de Aldea Moret con el paso del tiempo van perdiendo a activistas. Hay personas que entraron a formar parte de una asociación, con mucha ilusión y que, poco a poco, y por diversas razones, van perdiendo la ilusión inicial, hasta que llega el día en que no vuelve a aparecer por ninguna reunión o encuentro asociativo. La Asociación Socio-Cultural “Aldea Moret” tiene mucho que aprender en materia de comunicación pero, hoy por hoy, todo el mundo puede opinar y proponer acciones. En dos años, la Cultural de Aldea Moret, ha mantenido un grupo activo de diez o 12 personas, lo cual ha favorecido la confianza. Una acción a destacar han sido las asambleas vecinales celebradas en la calle este verano de 2006. Las asambleas eran abiertas y era emocionante ver cómo diversas personas agarraban el megáfono y hablaban de sus problemas. En una de estas asambleas en la calle se acordó hacer una marcha pacífica hasta la casa del alcalde de Cáceres (para disuadir a los "descontrolados" la Autoridad nos amenazó con multas de hasta treinta mil euros). Todo ello, fue un trabajo de grupo, de participación ciudadana (aunque ciertos detractores de la cultural achacaran el movimiento social del verano a una "sóla cabeza roja pensante"). También fue muy emocionante ver a las “históricas del barrio” caminar en la plaza en círculo, sin pisar la carretera, para evitar la sanción, gritando “Guetos No, No al Chabolismo Vertical en Aldea Moret”.

Un aspecto importante de la comunicación en las asociaciones, uno de los que más valoro, es el hecho de que todas las personas estén informadas de todas las acciones que se hacen. Y esto, he de reconocer, es un asunto realmente complicado. Pero porque es complicado hay que prestarle y dedicarle mucho trabajo para que ninguna persona se quede atrás.

16 septiembre, 2006

"La Censura Manifiesta No Acallará Nuestras Voces Disidentes".

El 14 de septiembre una persona escribía esto:

“La realidad es dura, pero es lo que hay.
Si se quiere contar con dinero (subvenciones), hay que acatar las órdenes del que paga, eso es así.
El despertar, quizás, es terrible, pero necesario.
Os envío un abrazo y mi apoyo”.

El 15 de septiembre yo escribía esto:


“Siempre que he hablado de subvenciones, me he referido a las subvenciones que reciben las asociaciones de vecinos o las que recibe la Asociación Socio-Cultural “Aldea Moret”. Nunca me he referido a las subvenciones que reciben otras asociaciones y que no voy a mencionar por respeto al trabajo que hacen. En Cáceres conozco un par de estas asociaciones que tienen a personal contratado (que vive de la subvención) y que, en algunos casos, dependen de una entidad pública. Esto hace que no tengan la libertad que pueda tener la Cultural de “Aldea Moret” para criticar o para hacer o deshacer a su antojo. Por lo tanto, no creo que tengamos que aceptar la realidad. Tampoco nos vamos a inventar otra realidad paralela. Sabemos lo que hay y cómo funcionan las cosas. Pero desde nuestra/vuestra asociación (la Cultural de “Aldea Moret”) nos hemos propuesto un objetivo y es rechazar o no aceptar subvenciones siempre y cuando nos quiten protagonismo o tengamos que asumir unos principios que no van con nosotros. Por otro lado, no me parece bien hablar de “normalidad” en lo referente a subvenciones de las que comento. Es decir, no es normal que el dinero público sea utilizado por el partido político de turno para mantener contento al personal de las asociaciones de vecinos. Por lo tanto, poco a poco, tenemos que ir hablando de estos asuntos con el objetivo de hacer ver que lo normal, es precisamente lo otro: no comprar al personal silenciando sus voces con euros.Lo nuestro es una carrera de fondo. Una carrera que probablemente no complementaremos. Pero de lo que estamos seguros es que los metros que recorramos, los recorreremos con placer.

El 16 de septiembre, yo escribo esto:

La producción extremeña “El Lince con Botas” (Libre Producciones), es mi mejor referente de lo que hay que hacer ante lo incorrecto: elevar la voz; elevar la voz tan alto que la podamos oír todos con el fin de entender esto: Sólo un “El Lince con Botas” es posible y éste, es el Lince que nuestros amigos y amigas de Libre Producciones han parido y no el Lince que la “subvención” quiere que haya.

15 septiembre, 2006

"En Mi Nombre, No".

Si hace unos días decía “En Mi Nombre Sí” a la negociación para poner fin al terrorismo de E.T.A. en España, ahora digo “En Mi Nombre No”. Y digo “En Mi Nombre No” cuando Don Mariano Rajoy dice que “los Españoles quieren saber”. Señor, Rajoy, yo no quiero saber. Y no utilice mi nombre. En mi nombre, no.

14 septiembre, 2006

"Pequeña Resistencia Local de Aldea Moret".

Desde hace unos días tengo un horrible malestar. No me encuentro bien. Sé que es transitorio, que todo forma parte del aprendizaje social. El malestar empieza cuando descubro que las “Pequeñas Resistencias Locales”, para resistir, siempre deberán ser pequeñas, minoritarias. De lo contrario, un mal día, la “Pequeña, ya grande, Grande Resistencia Local” empezará a pensar y a sentir como los asquerosos censores que intentan minar nuestras fuerzas para que abandonemos nuestra lucha social. Se repite, por lo tanto, la misma historia de siempre. La misma injusticia de siempre. Cuando el “Poder” siente que puedes ser una amenaza, te deja afónico a base de chantajes, de presiones, de difamación. Para ello pone en marcha toda la maquinaria caciquil, de la que Extremadura parece ser que no se librará en la vida. Le toca el turno a Aldea Moret. Un buen día, un día primaveral de un mes de noviembre, alzamos nuestra voz contra la injusticia de los que intentan guiar el destino del barrio. El “Poder” no nos presta atención. Introducimos al barrio obrero de Aldea Moret en la red del movimiento social cacereño y extremeño. Por el barrio pasan gente que enriquecen la vida del barrio, que aportan sabiduría nueva, que aportan nuevas formas de autoorganización y resistencia social. El barrio respira aires de libertad y las “izquierdas” inundan las paredes de nuestro barrio. El “Poder” comienza a prestarnos un poco de atención. Al cabo de un año, ya podemos hablar de “Pequeña Resistencia Local de Aldea Moret”. El grupo se ha consolidado y cree en la “reconstrucción” de un barrio a través de una base social forjada en la dignidad y en el respeto al compañero y a la compañera. Nos dejan respirar porque todavía no les hemos tocado el dinero.En estos momentos, el grupo padece las crisis de manera individual. Cada cual se va acercando a la verdad de manera individual, con mucho egoísmo, sin querer compartir el “descubrimiento del lado oscuro” de la política caciquil que reina en Aldea Moret.Una noche sueño que mientras no le toquemos el dinero, nos dejarán tranquilos. Al despertar, al cabo de dos años en “La Pequeña Resistencia Local de Aldea Moret”, reconozco que mientras no les toquemos los “cojones” (dinero) nos dejarán tranquilos. Se me viene el mundo encima. Investigaciones personales para ver si tengo mi casa de protección oficial en regla (por pedir la dimisión de un consejero); traiciones de compañeros a los que tenía mucho respeto; campaña difamadora contra la “Pequeña Resistencia Local de Aldea Moret” por hacerle frente a la Administración. La atención hacia nuestro grupo resistente es total. Nos conocen en cada rincón del barrio, en cada rincón de la ciudad: nos conocen los inspectores de policía, nos amenazan con multas de hasta treinta mil euros a las personas que sobresalimos (no por inteligencia ni méritos) sino por ser las personas que más aparecemos en la foto. Todo el mundo en el barrio nos da de lado: la Administración porque les hemos tocado el fajo de billete y gran parte de las asociaciones vecinales porque piensan como ellos. Ruptura radical entre el sector independiente y el sector más conservador de la Aldea. El desánimo continúa. Son sentimientos y certezas. Son fracasos y descubrimientos. Son revelaciones que siempre han estado ahí y nunca las quise ver. Podremos activar la disidencia desde la independencia, la sinceridad, la dignidad y la minoría. Y el diálogo que sea nuestro diálogo. Sin retórica, sin demagogia, sin cátedra. Desde la calle porque cada metro cuadrado es nuestro. Y dirán que somos pocos (y ellos no entienden que deseamos ser siempre una minoría). Nuestra grandeza no está en el número elevado. Nuestra grandeza está en Nuestra Convicción. Y la censura ha hecho que nuestras convicciones sean tan resistentes como el acero o como el hormigón.

12 septiembre, 2006

"11 de septiembre. Salvador Allende".



"(...) Que lo sepan, que lo oigan, que se lo graben profundamente: dejaré La Moneda cuando cumpla el mandato que el pueblo me diera, defenderé esta revolución chilena y defenderé el Gobierno porque es el mandato que el pueblo me ha entregado. No tengo otra alternativa. Sólo acribillándome a balazos podrán impedir la voluntad que es hacer cumplir el programa del pueblo (...)"

Salvador Allende, 11 de septiembre de 1973, del mensaje a los ciudadanos transmitido por Radio Corporación a las 8,45 de la mañana.

El 11 de septiembre de 2001 estaba en casa con mi madre, mi hermano mayor y mi hermana pequeña viendo cómo se estrellaban unos aviones en unas torres que llegaban al cielo. No recuerdo dónde estaba los posteriores 11 de septiembre. Ni recuerdo el del 2002, ni el del 2003, ni el del 2004, ni el 2005. Sí recuerdo el 11 de septiembre de 2006, el día de ayer. Como homenaje a las víctimas del 11 de septiembre de 2001, decidí ver un documental sobre Salvador Allende que murió el 11 de septiembre de 1973 (Allende fue víctima de un golpe de estado perpetrado por los EE.UU). Ayer, no escuché en ninguna televisión hablar de Allende. Todas hablaban de lo mismo pero ninguna recordaba a Allende salvo un canal del digital. En dicho documental, un viejo de la CIA decía que Allende "recogió lo que sembró". Allende nunca defendió la lucha armada y fue asesinado a cañonazos (cuando los golpistas bombardearon la Moneda Allende y sus compañeros decidieron salir. Allende se situó el último en la fila y se pegó un tiro).
Supongo que el viejo de la CIA, en vez de Allende quiso decir Bush. Es decir, que las torres fueron derribadas debido al odio que los EE.UU. han sembrado por todo el mundo. A Allende lo atacaron unos golpistas (EE.UU), que temían la liberación del Pueblo Chileno.

“El Día de Extremadura: la gran mentira”. 8 de septiembre de 2006.

“Extremadura no tiene que ser menos que ninguna otra comunidad”. Mientras estaba en la cama, reposando, con el fin de curar mi esguince lo antes posible, escuché la anterior frase. La mencionaba un político en la “fiesta” celebrada en el auditorio de Cáceres. Como soy muy mal pensado y tengo mala leche, lo primero que pensé era que, con esa afirmación (“Extremadura no tiene que ser menos que nadie”), quedaba justificado el proyecto de instalar una refinería en Tierra de Barros. Tarragona o Puertollano tienen refinería, por lo tanto, nosotros no vamos a ser menos ¡Qué carajo!
Pero no nos equivoquemos, todas las Comunidades Autonómicas aprovechan su “día” para hacer propaganda, es decir, para contar mentiras. Siguiendo con el ejemplo anterior, es una mentira la política medioambiental que se defendió en el auditorio de Cáceres o que se escondió, mejor dicho. La verdadera política medioambiental era la que se defendía en la calle, a tan sólo unos pasos de las butacas en la que reposaban sus traseros los asistentes a la entrega de “trozos de metal”: ¡Extremadura crece sin Refinería! gritaban en la calle cientos de personas en lo que vino a representar la verdadera fiesta, una fiesta democrática y popular.
¿Por qué hablamos de mentira? Es sencillo, el programa electoral del PSOE referente a política medioambiental es todo lo contrario a la instalación de una refinería en el corazón de Tierra de Barros. De ahí, que el otro día, en la calle se gritara la Verdad y dentro se contara la Mentira.
Pero Extremadura, no tiene que ser menos que ninguna otra comunidad. Si ellas cuentan mentiras, nosotros vamos a contarlas también.

04 septiembre, 2006

"No soy español".




Si por el simple hecho de ser español, supone ser el primero para un puesto de trabajo: ENTONCES YO NO SOY ESPAÑOL, que lo sepan estos demócratas.

03 septiembre, 2006

"Burocracia".

Como nos contó un amigo activista en una de sus muchas charlas en Aldea Moret, tenemos que dedicarle a la burocracia el tiempo suficiente, un tiempo suficiente, tal que no nos haga perder ni un minuto de lucha en la calle. Es básico tener un libro donde anotar los acuerdos de las asambleas, un listado de socios para mantenerlos informados y llevar al día las cuentas. Esto último quizá sea lo más delicado. Aún sin tener dinero, como es el caso de la Asociación Socio-Cultural “Aldea Moret”, en cualquier momento puede aparecer algún vecino, con todo su derecho, y pedir “las cuentas”. No sería la primera vez que en Aldea Moret un vecino acusa al presidente y digo presidente que no amigo ni compañero, de quedarse con el dinero de alguna subvención.

“De Presidentes, Vicepresidentes y Secretarios”.

Lo que menos gusta de las asociaciones son los cargos. Nunca he querido ser presidente, ni vicepresidente, ni secretario, ni tesorero. No se trata de no asumir responsabilidades. Se trata de que con los cargos, hay personas que proyectan en ti cosas que no corresponden a la acción social en un barrio como Aldea Moret.
En la actualidad soy secretario de la Asociación Socio-Cultural “Aldea Moret” debido a que en el momento de constituir la asociación nadie quería serlo. Los estatutos obligan a que haya un presidente, vicepresidente y un secretario. Nunca he hecho nada como secretario salvo registrar documentos, hacer algunas actas y redactar algún que otro escrito.
Cuando participamos en la creación de la Plataforma Vecinal “Aldea Moret” propusimos que no hubiese presidente y vicepresidente. Se nos ocurrió nombrar un portavoz pero había personas que identificaban al portavoz con el presidente. Yo fui portavoz y al final tuve que dejar de serlo porque los cargos (portavoz y activista de la cultural) chocaban. Es decir, no podía gritar en la calle “Guetos No” (denunciando el chabolismo vertical de Aldea Moret) al tiempo que era portavoz de un grupo de asociaciones. Supuestamente, el público relacionaba a la plataforma con las acciones públicas del portavoz. Dejé de ser portavoz.
Es preciso dejar a un lado los cargos (sólo sirven para formalizar los estatutos). Es necesario pasar a reforzar el trabajo en grupo en las asociaciones de Aldea Moret. Reforzar las asambleas y la democracia participativa. Que todo el mundo hable y todo el mundo participe en los asuntos de la asociación (conciencia de grupo). Al menos, hay una asociación en Aldea Moret que está en el buen camino: la Asociación Socio-Cultural “Aldea Moret”. Esto se puede apreciar en que los activistas de la cultural le han “cortado la cabeza” a su presidente (en la actualidad es el que realiza las acciones de secretario) y ahora lo ven como a un compañero pero sobre todo, lo ven como a un amigo. La verdad es que esto ha sido fácil, ya que, desde el inicio la cultural ha tenido claro que nunca iba a ser una plataforma desde la que lanzar concejales a los partidos políticos de turno.

02 septiembre, 2006

"La Pobreza: problema difícil".

En el “Paseo de Cánovas” de Cáceres, hay polémica (algunos ciudadanos lo llaman así). Parece ser que no es compatible la presencia de pobres en el parque, cuando los niños están jugando en los columpios. En realidad, me parece que la incompatibilidad está con los padres de los niños, ya que, estos últimos son ajenos a la polémica. El Ayuntamiento de Cáceres dice que la Junta de Extremadura no se implica y ésta dice que esas competencias son suyas. Unos dicen que subvencionan proyectos (propaganda); otros dicen que ellos hacen más cosas. La última declaración en prensa es de la concejala de Asuntos Sociales del Ayuntamiento de Cáceres: “es muy difícil, es un problema difícil de resolver (se refiere a la pobreza); hicimos un curso para indigentes y sólo asistieron dos”.

"Vuelvo a repetir que en MI NOMBRE SÍ".