18 diciembre, 2006

"El secretario"

La última vez que le vi no me miro ni a los ojos. Fuimos un gran equipo e hicimos grandes cosas. Yo era el portavoz y él, secretario. Nunca olvidaré el día que me llevó al culto gitano de Aldea Moret. De no ser por él, nunca lo habría conocido. Hicimos grandes cosas. Nunca nadie me ha vuelto a hablar de los gitanos de Aldea Moret. Me refiero, claro está, a escuchar cosas buenas de ellos.

1 comentario:

luches en trubia dijo...

No tengo la suerte de conocer "El Culto", en 9 años en Aldea Moret,aunque tengo relación con "Gitanos" que acuden a "El Culto", y mi mejor "Vecina" es Gitana, ¿creo haberlo dicho más de una vez?, al igual que llevamos, juntos(nuestra pequeña resistencia), 2 años participando en actividades, sobre todo, con niños "Gitanos".
Tambien hay que decir que navegamos entre tabúes y desconocimientos interculturales que hacen que no reflexionemos, más a menudo, de lo que más cercano tenemos.
Quizás, para mí, hubiera sido más emocionante haber conocido el Culto "juntos", sin "el secretario"
¡o con el secretario!
¿por que nó?

No se yo, si el "secretario", habrá tenido la capacidad de reflexionar en lo que se perdió.

Pero la vida sigue y , muchos, no tenemos "secretarios".