07 diciembre, 2006

“Consumo racional y sostenible”

Bien es sabido que la Navidad nunca ha sido sinónimo de consumo racional y sostenible. Hace ya mucho que el espíritu navideño murió si es que alguna vez existió tal espíritu navideño. Desde aquí denuncio públicamente el consumo irracional e insostenible que hacen nuestros ayuntamientos (Cáceres y Badajoz). Me refiero claro está a las dichosas luces de navidad. Un evento que se anuncia a bombo y platillo. Pues bien, los ciudadanos tienen que saber que mientras nuestros alcaldes iluminan en Navidad el centro de la ciudad, hay otras partes de la ciudad, la periferia para ser más exactos, que están a oscuras todo el año. Y esto es literal. En Aldea Moret tenemos el acceso a la urbanización “La Cañada” que representa un auténtico peligro. También tenemos la avenida de la Constitución (antigua carretera de Badajoz) a la altura de la entrada principal de P.R.O.A. Son dos casos concretos, pero hay más, muchos más. Y algún impresentable dirá que lo de la Cañada es competencia de la Junta de Extremadura como ocurre con uno de los puentes en Badajoz que lleva sin luz mucho tiempo. En fin, es lo de siempre iluminar lo bueno de la ciudad y esconder la mierda. Ese es el valor de Navidad que nos venden. Pero es lo de siempre, no conformarse y trabajar desde nuestro entorno, nuestro núcleo pequeño, para que esto cambie. Y la cosa va a cambiar. Sólo es cuestión de tiempo. También es cuestión de que los consistorios se renueven de tanto talento “iluminado”. Y en esto último, nosotros tenemos mucho que decir.