01 octubre, 2006

"Carta abierta de una joven excluida".



"Al otro lado, hay sitio para todas las personas".

¡Cabrones, al final siempre acabáis necesitándome! Me necesitáis para vuestras penosas estadísticas sobre violencia en las aulas, embarazos no deseados, sobre violencia callejera, sobre parados ¡Cabrones, al final siempre acabáis necesitándome!
Pero conmigo os vais a joder bien. Mi paso por el centro de internamiento y por el piso tutelado lo voy a aprovechar para introducirme dentro de vuestro sistema y para joderos. Seré uno más y conmigo, se habrán acabado las estadísticas. No sé cómo pero he aprendido a confiar en las personas. En concreto he aprendido a confiar en los educadores que me ayudan como amigos y me hablan de la mierda de sociedad que se ha creado. Sociedad en la que personas como yo, nos hemos quedado al margen, nos habéis obligado a quedarnos al margen. Entre otras cosas, para que vuestras jodidas estadísticas tengan sentido y las empresas de seguridad puedan vender sus sistemas de alarmas.
Yo no elegí quedarme preñada. Yo no elegí ser rechazada por mi familia y por supuesto, yo no elegí ser rechazada por vuestro sistema. Pero voy a completar mis estudios. Voy a completar mis estudios y en un futuro, trabajaré en un piso tutelado para ayudar a otras personas como yo. Y así, con el paso del tiempo seremos más y más los que entraremos en “vuestro” sistema injusto. Seremos muchas las personas que desde dentro, vamos a dinamitar vuestro sistema marginal. Y sólo con un fin: amar, cuidar y respetar a todas las personas.

No hay comentarios: