21 agosto, 2006

"El Poder" (14 de abril de 2006).

"Unos pueden, otros no, pero la oferta es la misma para todos. Y tras la oferta las medidas de seguridad para guardar lo que tienen. Pero para vender medidas de seguridad hay que crear primero la inseguridad y para eso, alguien tiene que robar.Miles de millones en medidas de seguridad en nuestro país en los últimos años (bancos, comercios, casas). Un anuncio en la salida de la carretera de Valencia: -Mientras Ustedes van, ellos (los cacos) vienen. Seguridad PIM-. A este negocio se añade el de las drogas. Cuando yo era pequeño venían los de la Coca-cola al colegio y nos daban a todos una botella ¡Qué contentos nos poníamos! Al día siguiente ya no nos la regalaban. Hoy es coca a secas o heroína lo que ponen a los chavales al alcance de la mano. Después hay que comprarla. También te la cambian por oro, ante, cassettes, et. Y proliferan en barrios periféricos las casas de compra-venta de oro. Y las cárceles se llenan de chavales de Vallecas, San Blas, Orcasitas, Villaverde y las colas, de sus madres, novias y hermanos, y se ven los genes malignos entrando y saliendo de la cárcel, genes de Vallecas, San Blas, Orcasitas, Villaverde, mientras los otros genes piden más medidas de seguridad".
Enrique de Castro.
“¿Hay que colgarlos? Una experiencia de marginación y poder”.

No hay comentarios: