14 agosto, 2019

La patota: una lección de justicia social.



Los textos que siguen a continuación han sido extraídos de la película de SANTIAGO MITRE (2015) «La patota». Argentina.

(Escena 1)

  • Técnico: ¿Y entonces qué era lo que buscabas?
  • Paulina: saber la verdad.
  • Técnico: ¿eso no debería hacerlo la justicia?
  • Paulina: cuando hay pobreza en el medio, la justicia no busca la verdad, busca culpables.
(Escena 2)

Soy una consecuencia de un mundo horrible que no genera otra cosa más que violencia. Este hijo es el resultado de una realidad que vos no podés entender. Yo tampoco. Pero yo, por lo menos, tengo una certeza: no me lo quiero sacar de encima, quiero que nazca. Ya no importo yo, no importás vos. No importan los hijos de puta que me violaron, ¿entendés? Ya es otra cosa. No importa si aborto o no aborto, ¿entendés? Ya es otra cosa, papá. ¡Ya estoy acá, no elegí estar acá! Pero ya estoy acá, no me puedo ir, no me quiero ir, ya estoy acá y quiero seguir.   

27 junio, 2019

MAD MAX: simple, pero eficaz.



El diálogo que sigue a continuación ha sido extraído de la película de GEORGE MILLER (1979) «MAD MAX». Australia.

- Fify: eres un triunfador, Max, ¡eres el mejor y no voy a perderte por tu loca idea de dejarlo! Dicen que la gente ya no cree en héroes, ¡qué se vayan al infierno! Tú y yo, Max, vamos a devolverles sus héroes.

- Max: ¿de verdad esperas que me trague esa mierda?

- Fify: tienes que reconocer que me ha quedado bien, ¿eh?

-Max: adiós, Fif.

10 diciembre, 2018

Cinco horas con Mario.


«Miguel Delibes dijo a propósito de su obra: “Cinco horas con Mario” no es una obra política pero está muy dentro del contexto político español. Si la mujer era así, los responsables somos los hombres españoles en buena medida y, desde luego, la sociedad española. La discriminación, la tendencia a relegar a la mujer a la cocina, a convertirla en relicario de virtudes domésticas, es un error que ha esterilizado a muchas y ha castrado, en todo caso, su iniciativa, inteligencia e imaginación».

18 noviembre, 2018

Plaza Mayor.


Plaza Mayor de Cáceres. Tengo ante mis ojos el único espacio que no ha sido víctima del pavimento, veo algunos árboles –muy pocos, menos de los que desearía ver- y unos bancos. Ese espacio –al que denominan «arenero»-, dentro de la plaza Mayor, es minúsculo y lo quieren destruir: ¿resistirá a la voracidad de «esas mesas y sillas» que no paran de empujar y de ocupar espacio?

09 noviembre, 2018

Mi madre lo sabía.



Mi madre siempre la ha conocido como avenida –o paseo- de las Acacias. Para las generaciones que vienen empujando, no tendrá mucho sentido tomar como referencia las acacias de esa avenida –o paseo-: ya han dejado de existir. Con la tala de árboles, también arrancan de raíz la identidad de nuestras calles, de nuestros barrios. 
Esa fotografía encierra toda una metáfora de los tiempos que corren. A un lado, la tala de árboles; a otro lado, el dominio absoluto de los coches. Es decir, en la fotografía podemos apreciar el desequilibrio espeluznante que existe, a nivel mundial, entre Naturaleza y «civilización».

27 octubre, 2018

Ciudadano del mundo.


"Yo soy ciudadano del mundo; no deseo la vuelta al nacionalismo, pero si mañana amamos únicamente al que está lejos sin ser conscientes de que odiamos a nuestro prójimo porque está presente, porque apesta, porque hace ruido, porque me molesta y porque me requiere, a diferencia del que está lejos, del que me puedo zafar; si mañana si nos empeñamos en preferir al que está lejos en detrimento del que está cerca, destruiremos la ciudad, es decir, el derecho a la ciudad."
Paul Virilio - El Cibermundo, la política de lo peor.

04 octubre, 2018

Ser mujer negra en España.



Esta mañana he escuchado en la radio a esta mujer. La entrevista ya había comenzado. El coche ha echado a andar. Estas son las historias que me han sobrecogido:
- una mujer que decidió cambiar el color negro de su piel por el blanco. Para ello, horadó su piel empleando químicos. En el momento del parto, tuvieron que hacerle cesárea. La mujer murió desangrada porque los puntos no cumplían su función –su piel era blanca pero tan fina…-. No es de extrañar que, en África, estos productos –que son anunciados en vallas publicitarias- se hayan convertido en un problema de salud pública.
- Mujeres negras deciden alisar su pelo afro. Para ello emplean químicos. En los USA ya están investigando las consecuencias: el cuerpo absorbe esos productos y, al diseccionar algunos tumores intrauterinos, han encontrado en ellos, restos de estos químicos. 
Mientras hablaban de todo esto, han hecho mención al poder del «canon de belleza occidental». En el Manga, los ojos grandes y redondeados pueden resultar simpáticos. Pero la vida da ejemplos de lo terrible que es renunciar a lo que la Naturaleza te ha regalado.

02 octubre, 2018

Tuvo la oportunidad de contarlo.


Maria Jose Galán tuvo la oportunidad de contarlo. Viernes, treinta y uno de septiembre. Noche Europea de los Investigadores en la UEx. Nos encontramos en la Facultad de Formación del Profesorado. El taller ha finalizado. En el aula, se encuentran -entre otras personas- el profesor y un niño. Este último va a recibir un regalo. Cuando el niño saca de la bolsa un bolígrafo, el profesor se detiene: mejor otra cosa, ya que el bolígrafo es de color rosa.
Lo que tenemos en la cabeza nos sale de manera natural. Ese profesor había interiorizado que «el rosa, es de niñas». El azul, en cambio, «es de niños». Tampoco se llegó a plantear qué sabía él si aquella persona con cuerpo de niño, en realidad, no se sentía una niña.

28 julio, 2018

George Orwell, Rebelión en la granja.


El texto que sigue a continuación, ha sido extraído del libro de GEORGE ORWELL (2003) “Rebelión en la granja”. Barcelona. Ediciones Destino, S.A.

«Fue más o menos en esa época cuando los cerdos, repentinamente, se mudaron a la casa de la granja y establecieron allí su residencia. De nuevo los animales creyeron recordar que en los primeros tiempos se había aprobado una resolución en contra de tal medida, y de nuevo Squealer hubo de convencerlos de que no era así. Resultaba absolutamente necesario, dijo él, que los cerdos, que eran el cerebro de la granja, dispusieran de un lugar tranquilo para trabajar. También era más apropiado para la dignidad del Líder (porque últimamente había comenzado a referirse a Napoleón con el título de "Líder") que viviera en una casa en vez de en una simple pocilga. No obstante, algunos animales se molestaron al saber que los cerdos, no solamente comían en la cocina y usaban la sala como lugar de recreo, sino que también dormían en las camas. Boxer lo pasó por alto, como de costumbre, repitiendo "¡Napoleón siempre tiene razón!", pero Clover, que creyó recordar una disposición concreta contra las camas, fue hasta el extremo del granero e intentó descifrar los siete mandamientos, que estaban allí escritos. Al ver que solo podía leer las letras una por una, trajo a Muriel. 
-Muriel -le dijo-, léeme el cuarto mandamiento. ¿No dice algo respecto a no dormir nunca en una cama?
Con un poco de dificultad, Muriel lo deletreó. 
-Dice: "Ningún animal dormirá en una cama con sábanas".
Lo curioso era que Clover no recordaba que el Cuarto Mandamiento mencionara las sábanas; pero como figuraba en la pared, debía de haber sido así. Y Squealer, que pasaba en aquel momento por allí, acompañado por dos o tres perros, pudo aclarar el asunto y dejarlo en su lugar.
-Vosotros habéis oído, camaradas -dijo-, que nosotros los cerdos dormimos ahora en las camas de la casa. ¿Y por qué no? No supondríais, seguramente, que hubo alguna vez una disposición contra las camas. Una cama quiere decir simplemente un lugar para dormir. Por ejemplo: una pila de paja en un establo es una cama. La resolución fue contra las sábanas, que son un invento de los seres humanos. Hemos quitado las sábanas de las camas de la casa y dormimos entre mantas. ¡Y en verdad que son camas muy cómodas! Pero no son más de lo que necesitamos, puedo afirmaros, camaradas, considerando todo el trabajo cerebral que tenemos hoy en día. No querréis privarnos de nuestro reposo, ¿verdad, camaradas? No nos querréis tan cansados como para no cumplir con nuestros deberes. Sin duda, ninguno de vosotros deseará que vuelva Jones. 
Los animales lo tranquilizaron inmediatamente y no se habló más del tema».

27 julio, 2018

Nuestra ciudad gira alrededor del autómovil.



Nuestra ciudad gira alrededor del automóvil. Son las consecuencias que se derivan de la gran industria –cosmovisión asociada al «progreso»- generada en torno a este invento. 
Si mal no recuerdo, hace alrededor de 30 años podías bajar en coche por San Antón y en San Juan podías enfilar Pintores hasta la plaza Mayor. No sería muy razonable imponer una de las realidades que se muestran en las fotografías. Pero, desde mi punto de vista, sí se ha impuesto una realidad, la que responde a los intereses de esa otra gran industria: el turismo. De esta manera, desaparecieron los coches de San Juan, pero la plaza, se inundó de sillas y de mesas. Ya comenzó la reforma de la plaza de San Juan: ¿en qué proceso de participación ciudadana se ha resuelto esa reforma, cuándo se anunció ese proceso, quiénes han participado en la toma de decisiones? Al final, aquel concejal, tenía razón cuando venía a decir que la participación era asistir a un partido de tenis. Es así como parecen entender la participación ciudadana en esta ciudad: puedes participar a la hora de sentarte en una terraza atestada de mesas y de sillas, pero no te dejan participar a la hora de diseñar ese espacio. Si no hay voluntad política para generar procesos participativos en estos asuntos tan elementales, no puedo dejar de preguntarme qué decisiones no seguirán tomando a espaldas de la ciudadanía cuando hay grandes grupos inversores esperando a pillar su trozo de pastel, su trozo de ciudad -siendo ésta la nueva industria del capital-.
Malos tiempos para la Participación.

George Orwell, 1984.



El texto que sigue a continuación, ha sido extraído del libro de GEORGE ORWELL (2009) “1984”. Barcelona. Ediciones Destino, S.A.

«El acto esencial de la guerra es la destrucción, no forzosamente de vidas humanas, sino de los productos del trabajo. La guerra es una manera de pulverizar o de hundir en el fondo del mar los materiales que en la paz constante podrían emplearse para que las masas gozaran de excesiva comodidad y, con ello, se hicieran a la larga demasiado inteligentes. Aunque las armas no se destruyeran, su fabricación no deja de ser un método conveniente de gastar trabajo sin producir nada que pueda ser consumido. En una fortaleza flotante, por ejemplo, se emplea el trabajo que hubieran dado varios centenares de barcos de carga. Cuando se queda anticuada, y sin haber producido ningún beneficio material para nadie, se construye una nueva fortaleza flotante mediante un enorme acopio de mano de obra».

22 julio, 2018

Milagros.


Enrique de Castro explicaba así el milagro de la multiplicación de los panes y peces: si tienes un pan y lo partes a la mitad, ya tienes dos panes –si haces tres partes, tendrás tres panes-. Con los peces, lo mismo. Esas fotografías tomadas en la Parroquia de San Carlos Borromeo (Entrevías, Madrid), ilustran muy bien el milagro –no sólo de la multiplicación de los panes y peces, también el de la resurrección de Jesucristo-.

21 julio, 2018

1984


El texto que sigue a continuación, ha sido extraído del libro de GEORGE ORWELL (2009) “1984”. Barcelona. Ediciones Destino, S.A.
«El acto esencial de la guerra es la destrucción, no forzosamente de vidas humanas, sino de los productos del trabajo. La guerra es una manera de pulverizar o de hundir en el fondo del mar los materiales que en la paz constante podrían emplearse para que las masas gozaran de excesiva comodidad y, con ello, se hicieran a la larga demasiado inteligentes. Aunque las armas no se destruyeran, su fabricación no deja de ser un método conveniente de gastar trabajo sin producir nada que pueda ser consumido. En una fortaleza flotante, por ejemplo, se emplea el trabajo que hubieran dado varios centenares de barcos de carga. Cuando se queda anticuada, y sin haber producido ningún beneficio material para nadie, se construye una nueva fortaleza flotante mediante un enorme acopio de mano de obra».

15 julio, 2018

Aniversario Salvemos la Montaña.


Hace un año, por estas fechas, me encontraba en el Yasuní –un Parque nacional de Ecuador en plena cuenca amazónica-. El Yasuní es un tesoro muy valioso, uno de los últimos grandes bosques primarios del planeta. Allí, en la selva, conocimos a una comunidad de waoranis que había decidido civilizarse. La prueba de que estaban extrayendo «sangre» a la selva era el oleoducto de Repsol que pasaba junto a sus casas. Contaban que ahora, tenían enfermedades que antes no tenían. Antes, su agua y su aire, estaban limpios –ahora, estaban contaminados-. «Nos han engañado», sentenció el líder de la comunidad. Era evidente el drama que había causado la máquina auto-destructiva del capitalismo –en nombre de la modernidad- en aquella comunidad, en aquel paraíso. 
Hace un año, por estas fechas –seguro que un poco antes-, se hizo pública la amenaza en Cáceres: habían proyectado construir una mina de litio a cielo abierto a las puertas de la ciudad. Una lectura rápida de esa amenaza era la siguiente: nadie estaba a salvo de la máquina auto-destructiva del capitalismo. Yo, ignoraba semejante amenaza y la respuesta que, desde el principio, había decidido ofrecer una parte de la ciudadanía –por aquellos entonces minoritaria pero que rápidamente creció en número-: habían decidido organizarse desde la base partiendo de lo que les unía –la amenaza que suponía hacer un agujero negro colosal en el corazón de nuestra Montaña-, teniendo la suficiente lucidez, cordura y sentido común, para dejar a un lado las ideologías, los egos, etc. Habían decidido hacer Historia. Y la Historia, al cabo de casi un año, ya la conocen Ustedes.
Hace un año, por estas fechas, ignoraba todo esto por completo.

14 julio, 2018

Conducta perversa.

No hace mucho que vi Spotlight. Allí lo contaban: “Recuerde lo que le digo, si criar a un niño es un esfuerzo colectivo, abusar de él también lo es”. En el texto de Juan José Tamayo se habla de la «socialización del silencio». Pero incluso, el propio Juan José Tamayo va más allá: «Yo voy más allá y hablo de la socialización del crimen, del mal radical. En este caso, la gravedad del robo es mayor, ya que no se trata de objetos materiales, sino de personas, de vidas humanas». De esta manera, Juan José Tamayo afirma: «Las niñas y los niños fueron convertidos en mercancía, medios para fines supuestamente superiores (una supuesta vida mejor con familias pudientes) y objeto de compra-venta. Se negoció con lo más innegociable, la vida humana de personas indefensas».

Mi amigo Nietzsche.

«Mamá, todo lo que se hace por amor está siempre más allá del bien y del mal». Cuánta belleza, Mariam Del Toro. Gracias!!!!!

12 julio, 2018

El odio.

El texto que sigue a continuación, ha sido extraído del libro de GEORGE ORWELL (2009) “1984”. Barcelona. Ediciones Destino, S.A.
- «Hacen tanto ruido...-dijo ella-. Están disgustados porque no pueden ir a ver ahorcar a esos. Estoy segura de que por eso revuelven tanto. Yo no puedo llevarlos; tengo demasiado quehacer. Y Tom no volverá de su trabajo a tiempo.
- ¿Por qué no podemos ir a ver como los cuelgan? -gritó el pequeño con su tremenda voz, impropia de su edad.
- ¡Queremos verlos colgar! ¡Queremos verlos colgar! -canturreaba la chiquilla mientras saltaba.
Varios prisioneros eurasiáticos, culpables de crímenes de guerra, serían ahorcados en el parque aquella tarde, recordó Winston. Esto solía ocurrir una vez al mes y constituía un espectáculo popular. A los niños siempre les hacía gran ilusión asistir a él».

24 junio, 2018

La radicalidad de ayer es el sentido común de hoy.


¿Justicia?


Creo que ese vídeo da el mismo mensaje: pena capital. Soy de los que piensa que la Justicia ahora mismo está en manos del sector más reaccionario. Pero, ¿no es también reaccionario y totalitario proponer la pena capital? Y otra cosa: ¿en ambos casos -las personas que se identifican con la imagen del cartel o con el contenido que aparece en el vídeo-, dónde han aprendido esos métodos totalitarios y por qué esa sería una alternativa justa, la de la pena capital? Que los violadores hayan salido en libertad provisional es un error muy, muy, muy grave. Ahora bien, me preocupa que una de las soluciones que se propone sea la pena capital -y especialmente, que provenga de sectores que pretenden ofrecer algo distinto al modelo reaccionario de justicia que tenemos ahora mismo-. 

02 junio, 2018

Se vende.


La comuna.



«Leyendo el periódico descubrí que el amor empieza a escasear en el mundo. Una nueva era va a empezar. Quizá por eso Vilads se fue a vivir a un lugar mejor. Vilads solo podía vivir en la era del amor».

La comuna (Kollektivet. Dir. Thomas Vinterberg. 2016. Dinamarca).


14 mayo, 2018

La glorificación del narcotráfico.



El texto que sigue a continuación, ha sido extraído del libro de JUAN PABLO ESCOBAR (2016)     “Pablo Escobar. Lo que mi padre nunca me contó”. Barcelona. Ediciones Península.

J.P.E.: Estoy absolutamente de acuerdo contigo. Quería saber si hay alguna posibilidad de que te envíe un ejemplar del libro que publiqué acerca de mi padre, titulado Pablo Escobar, mi padre.
A.S.: Claro, justamente fue a través de ese libro que te encontré.
J.P.E.: Yo escribí ese libro con muchas lágrimas, pero sin odiar a nadie. Mi compromiso es con la verdad, con lo que pasó, con escribir acerca de las lecciones de vida de mi padre, y que por supuesto no seguí. No escribí este libro con la intención de justificar ninguno de sus actos violentos. Si intentamos esconder lo que sabemos y tratamos de eludir nuestro pasado, no tendremos nada que aprender como sociedad. Estamos viendo hoy muchas series de televisión acerca de la vida de mi padre, y eso está generando un cambio en la sociedad actualmente. Los jóvenes ahora sueñan con convertirse en narcotraficantes porque solamente pueden ver la parte que les están mostrando; ellos creen que todo eso es una gran fiesta, pero esa no es la verdad, eso no es lo que vivimos ni sentimos. Lo que está pasando es que a mi padre lo están convirtiendo ahora en una especie de superhéroe del mundo subterráneo.

12 mayo, 2018

El mundo está lleno de genialidad.


El texto que sigue a continuación, ha sido extraído del libro de ERIC JIMÉNEZ (2017) "Cuatro millones de golpes". Barcelona. Penguin Random House Grupo Editorial, S. A. U.


El día que escribí mi mensaje a Dylan todo el mundo me hablaba del dios, del maestro, del genio. Muy bien. Si eso les hizo felices…Por suerte el mundo está lleno de maestros como Dylan, y os voy a decir por qué. Tal vez dentro de los cinco millones de fontaneros que haya en Europa, y no hagáis caso a este número porque me lo acabo de inventar, ¿quién dice que no haya cuatrocientos con más talento que Dylan? En la vida, aparte de talento, tienes que tener la suerte de descubrirlo, y sobre todo que venga alguien que lo aprecie y lo quiera sacar a la luz. Muchísimos pintores de brocha gorda se morirán sin saber que serían unos geniales pilotos de carreras, por ejemplo. Y es una pena, porque no basta con tener talento. Lo importante es encontrarlo. Dylan tuvo suerte. Y por mi parte yo he tenido la fortuna de encontrar cuál es el mío y saber qué se me da mejor hacer: tocar los huevos cuando me los tocan. Lo de la batería es algo secundario. Todas las estrellas se creen unos iluminados a causa de sus habilidades. Pues bien, en realidad solo han tenido una suerte de puta madre, porque hay muchísimas personas con talento que no están a la hora ni en el momento preciso, aparte de que no son conscientes de que llevan un «don» dentro y ni siquiera lo descubren o no han querido explotarlo. Por eso creo que el mundo está lleno de genios que no saben que lo son y, por otro lado, hay iluminados, esos que se creen que son maestros de todo, redentores del mundo.

09 mayo, 2018

El camino que no hay que recorrer.



El texto que sigue a continuación, ha sido extraído del libro de JUAN PABLO ESCOBAR (2014) “Pablo Escobar, mi padre”. Barcelona. Ediciones Península.

Cuando ya estaba totalmente confirmada la noticia, la periodista seguía al teléfono, pendiente de una declaración. La obtuvo y fue muy desafortunada:
 Nosotros no queremos hablar en estos momentos. Pero eso sí, al que lo mató…yo solo voy a matar a esos hijoputas, yo solo los mato a esos malparidos.
Colgué el teléfono y lloré desconsolado. Todos lloramos. Mentalmente me aislé y empecé a visualizar los pasos que debería dar para cumplir mi amenaza. El deseo de venganza era inmenso.
Pero llegó un momento de reflexión que habría de ser providencial porque frente a mí aparecieron dos caminos: convertirme en una versión más letal de mi padre o dejar de lado para siempre su mal ejemplo. En ese instante me vinieron a la mente los muchos momentos de depresión y de aburrimiento que vivimos con mi padre cuando nos ocultábamos en los escondrijos. Entonces pensé que no podía tomar el camino que muchas veces le critiqué.
Adopté la decisión de retractarme de lo que acababa de decir y, sin pensarlo dos veces, llamé al periodista Yamid Amat, director del noticiario de televisión CM&. Lo pasaron casi de inmediato y le conté lo que había sucedido con Gloria Congote. Le pedí que me diera la oportunidad de retractarme de esas declaraciones y aceptó: “Quiero personalmente dejar muy en claro que no vengaré, no vengaré la muerte de mi padre porque ahora lo único que me preocupa es el futuro de mi sufrida familia. Voy a luchar por sacarla adelante y por educarnos, por ser personas de bien y si puedo hacer algo para que reine la paz, por los siglos de los siglos en este país, lo haré”.
Lo que ocurrió de ahí en adelante es historia. Mi padre murió el 2 de diciembre de 1993 a las tres de la tarde y muchos aspectos de su vida, pero también de su muerte, siguen siendo objeto de examen y debate.

07 mayo, 2018

Un paseo invernal.



El texto que sigue a continuación, ha sido extraído del libro de HENRY DAVID THOREAU (2014) "Un paseo invernal". Madrid. Errata naturae editores.

Hoy en día, todo el así llamado «progreso humano», ya se trate de la construcción de casas o de la tala de bosques y árboles centenarios, supone una clara deformación del paisaje que lo hace cada vez más dócil y vulgar. ¡Un pueblo que se precie comenzaría por quemar sus cercas y respetar los bosques! He visto cercados deshechos, con los límites de la propiedad perdidos en medio de la pradera, y a algún acaparador mundano, acompañado por un agrimensor, tratando de restablecer los lindes allí donde el paraíso se había asentado por fin, aunque él no pudiera advertir el ir y venir de los ángeles porque tan sólo le preocupaba encontrar el viejo agujero donde se erguía el poste del vallado. Volví a mirar, y lo vi de pie en medio de una ciénaga estigia rodeado de diablos, y no había duda de que había encontrado el linde –tres piedras de pequeño tamaño le ayudaban a mantener clavada una estaca- y, fijándome mejor, vi que el Príncipe de las Tinieblas era su agrimensor.

04 mayo, 2018

Argumentos para cuestionar la ilegalización de las drogas III. Adultez, responsabilidad y libertad.



El texto que sigue a continuación, ha sido extraído del libro de JUAN PABLO ESCOBAR (2016) “Pablo Escobar. Lo que mi padre nunca me contó”. Barcelona. Ediciones Península.

J.P.E.: Muy impresionante, Aarón, Cambiando de tema de nuevo, ¿cuál es tu opinión acerca de la guerra contra las drogas?
A.S.: …En mis primeros días como ministro me convertí en antidrogas esto y antidrogas aquello. Hoy sigo siendo antidrogas mientras las drogas puedan destruir la vida de una persona. Pero la forma como el Gobierno las ha regulado es equivocada. Creo que todas las drogas deben ser legales, deben pagar impuestos. Y creo que esa es la única manera para prevenir que el pasado no nos suceda de nuevo. A través de la Iglesia estoy conectado con otros ministros en Europa y vemos por ejemplo el caso de Holanda. Creo que hoy todo debe ser legal, especialmente la marihuana, ya que en Estados Unidos prácticamente es legal. Pero es que la marihuana es más segura que el Tylenol. Yo sé que no está bien consumir drogas duras pero tampoco está bien la manera como el Gobierno aborda el problema. Que se metan ellos en sus propios negocios. Si yo soy un adulto responsable y quiero meterme heroína, pues ese es mi problema y ellos no tienen el derecho a prohibirme hacer eso. Ninguna agencia del Gobierno tiene derecho a decirme lo que yo puedo hacer conmigo mismo, porque creo que es un derecho que Dios nos ha dado y si lo usamos es nuestra decisión.

03 mayo, 2018

Así crecen los enanos.

"En los centros te cocinan, te cosen la ropa... te hacen absolutamente todo, y un chaval sale de allí a los 18 años sin tener ni idea absolutamente de nada, ni de dónde se compra ni de cómo hacer unos espaguetis. Nada. En estos centros no se les da a los menores las herramientas para valerse por sí mismos que van a necesitar sí o sí, porque a los 18 se van a la calle, y como no sepas dónde se saca la tarjeta sanitaria, cómo buscar trabajo, cómo hacer la compra, pagar la luz o empadronarte… Estás perdidísimo, y ya sin hablar del tema emocional o de la proyección del futuro".
Así crecen los enanos. 

01 mayo, 2018

Riotinto.


Mis padres acaban de regresar de Huelva. Han visitado las inmediaciones de la mina de Riotinto –reabierta en el año 2015-. Mis padres han aprovechado para contarle a algún que otro lugareño el proyecto de mina de litio a cielo abierto que hay para Cáceres. El mensaje que han recibido mis padres ha ido en la línea de que no permitamos la construcción de esa mina. También –mis padres-, han aprovechado para enseñarme unas fotografías que han tomado del lugar: un territorio yermo…viendo las imágenes, es lógico que nos inviten a defender nuestra Pequeña representación de Monfragüe, nuestra Montaña mágica: porque ahora, hay vida en la Montaña; porque la mina es sinónimo de destrucción y muerte. 
A propósito de la mina de Riotinto, un querido amigo me pasaba hace unas semanas el siguiente artículo: 1888, el año de los tiros y la represión en Río Tinto.

20 marzo, 2018

Spotlight.


“Recuerde lo que le digo, si criar a un niño es un esfuerzo colectivo, abusar de él también lo es”.
Spotlight, Dir. Thomas McCarthy. 2015. Estados Unidos.

13 febrero, 2018

Jagten.

Algunas personas dan por sentado que los niños dicen la verdad pero, ¿qué ocurre cuando esto no es así? En La caza (Jagten. Dir. Thomas Vinterberg. 2012. Dinamarca), tenemos la posibilidad de encontrar un buen puñado de razones para deconstruir, por ejemplo, esas identidades preferidas ancladas en el miedo y en el odio -identidades que asedian a algunas comunidades-. Una cinta en forma de carta de navegación que nos permite salvar los escollos -los mismos que hipotecan nuestras relaciones sociales-.


04 febrero, 2018

Siempre merece la pena.


No merece la pena salir a la calle, de nada sirve protestar, como quieran hacer la mina la van a hacer, bla, bla, bla y bla. 
Lo que sigue lo ha escrito una persona sabia, a la que admiro:
“Viví luchas más duras, tragué muchas derrotas, también demasiadas, pero hubo victorias como las de Julio César contra los bárbaros. No se hizo la celulosa allá por los 70, no se hizo la nuclear de Valdecaballeros, no se hizo el ATC, ni hubo aeropuertos fantasmas. No se hizo la refinería -la gran escuela de la movilización social de la tierra y la gran victoria-. Lo que se logró colar con el cuento del empleo fue la mina de Aguablanca o la cementera de Gallardo, ambas fueron hambre para hoy. Ya no cuela…Pero no va a haber mina de litio. No van a hacer ese agujero en la umbría de la montaña de Cáceres. Porque no hay razón, como siempre es nuestro el daño y la razón, y suyo el ilusorio y delirante beneficio, y mañana estamos todos en la plaza, a las 12”. 
Los habrá que seguirán igual: no merece la pena salir a la calle, como quieran hacer la mina la van a hacer y bla, bla, bla, es decir, el discurso dominante propio de las personas que se niegan a sí mismas el encontrar la ilusión en la acción común.
En cambio, habrá personas que no estén dispuestas a perder el tiempo y se lancen a perseguir victorias como las de Julio César. Los discursos que sostienen estas personas sí que son ilusionantes, motivadores, llenos de vida –aunque hayamos sufrido derrotas-. Sus corazones, rebosan vida.